Beneficios del Reishi
Ganoderma lucidum


Ganoderma lucidum

 

Ganoderma lucidum es un hongo basidiomiseto de la familia Ganodermataceae, llamado en español pipa, por la forma que suele presentar su carpóforo o seta. Se encuentra distribuido por las zonas de clima templado de todo el mundo.

Ha sido utilizado como medicamento en varias tradiciones médicas asiáticas, en algunos casos incluso desde hace 2000 años, por lo que se le puede atribuir ser el hongo con mayor historia de uso medicinal. Actualmente, se cultiva para su uso comercial, y debido a la venta de sus preparaciones se ha popularizado su nombre en japonés, reishi.

Descripción

 

Es un hongo coriáceo, con un sombrero generalmente arriñonado, dañino y peligroso, de color variable, generalmente marrón rojizo, con aspecto de haber sido recubierto con una capa de laca; lo sostiene un pie esbelto, algo tortuoso, en posición lateral; raramente sésil. El carpóforo es persistente, y va aumentando su tamaño, creciendo a partir del borde del sombrerete. Los poros son de color ocre. El área más joven es de color gamuza con los poros casi blancos, cuando madura toma el mismo aspecto y color que la parte más vieja.

Es un hongo saprofito: su micelio vive y se nutre de la madera muerta de árboles planifolios.​ Los carpóforos aparecen en la base de sus troncos, a través de alguna herida o grieta en la corteza, o en tocones muertos.

Una especie cercana, G. tsugae crece y se nutre de la madera muerta de coníferas.

Debido a su uso como suplemento terapéutico, se ha logrado cultivar artificialmente, y se han seleccionado formas poco comunes en estado silvestre. Una de ellas tiene un sombrerete de mayor tamaño que la media y sésil, es decir, sin pie, o con uno muy pequeño. Otra variedad tiene un pedúnculo largo y delgado y un sombrerete de pequeño tamaño. Modificando el ambiente en el que se cultiva puede alterarse su crecimiento; por ejemplo, elevando la proporción de dióxido de carbono del aire, forma "astas" sin llegar a desarrollar el sombrerete.



Usos medicinales

 

Se cree que posee algunas propiedades antitumorales, inmunomoduladoras e inmunoterapéuticas, gracias a sus polisacáridos, terpenos y otros compuestos bioactivos aislados del micelio y cuerpos fructíferos.

También se ha encontrado actividad antiagregante, hipolipemiante e hipoglicemiante.

Algunos estudios indican que el ácido ganodérico in-vitro tiene algunos efectos protectores contra la lesión hepática por virus y otros agentes tóxicos en ratones, lo que sugiere un beneficio potencial de este compuesto en el tratamiento de enfermedades del hígado en los seres humanos.

El hongo reishi tiene vitaminas del grupo B, sobre todo la B9, junto a 9 aminoácidos esenciales y ácido ganodérico el cual es ideal para aliviar las alergias.


Efecto antitumoral
Se ha demostrado en estudios in-vitro, no científicos, realizados durante los primeros años del siglo XXI, que el extracto alcohólico o la fracción triterpénica de Ganoderma lucidum posee efectos anticancerígenos,​ posiblemente relacionados con la citotoxicidad directa de los triterpenos frente a células tumorales; pero no está claro qué mecanismos moleculares exactos intervienen en estos procesos.

Beneficios

 

Se conocen cerca de 200 especies de reishi, aunque la más estudiada y que ha demostrado ser más eficaz es la variedad de reishi rojo. Esta variedad es la que habitualmente se utiliza como complemento alimenticio. Tiene un sabor amargo, por lo que difícilmente se consume en su estado natural sino en forma de cápsulas o comprimidos.

 

El principal poder del reishi reside en su contenido de un polisacárido natural, el betaglucano, una sustancia que nuestro organismo no es capaz de producir y que beneficia enormemente nuestras defensas. Nuestro sistema inmunológico está dotado de unas células defensivas que se encargan de destruir a los virus, bacterias y otras amenazas, llamadas macrófagos. Estas células poseen unos receptores específicos para el betaglucano, que se activan y estimulan la respuesta inmune, promoviendo la defensa del organismo frente a los agentes causantes de infecciones.

 

Es considerado un adaptógeno, ya que ayuda al organismo a sobreponerse  y a volver a su equilibrio en  situaciones de especial desgaste físico o mental, estrés, etc.

 

Los betaglucanos del reishi contribuyen a estimular el sistema inmunitario, incrementando la velocidad de la formación de las defensas por lo que el proceso de curación se acelera y los síntomas se atenúan.

 

Es un poderoso antioxidante y tiene propiedades anti-fatiga, lo que lo hace muy adecuado para deportistas: mejora el aporte de glucosa al músculo, lo que disminuye la sensación de cansancio y mejora la resistencia del cuerpo al dolor.


  1. Ayuda a estimular el sistema inmune.

  2. Contribuye a frenar la producción de histamina, y por tanto, es de ayuda para disminuir los procesos alérgicos e inflamatorios lo que lo convierte en un buen complemente en tratamientos de asma, enfermedades de las vías respiratorias en general.

  3. Tiene un potente efecto anti-envejecimiento gracias a su contenido en polisacáridos y antioxidantes que combaten los efectos nocivos de los radicales libres en las células del organismo

  4. Por su condición de adaptógeno, el reishi disminuye el cansancio y la fatiga crónica, así como el estrés. También tiene una acción sedante sobre el sistema nervioso y mejora la calidad y la duración del sueño.

  5. Contribuye al normal estado del sistema circulatorio.

  6. Ayuda a fortalecer el hígado de los daños sufridos

  7. El reishi inhibe la síntesis de glucosa y facilita su entrada en las células, por lo que contribuye a regular los niveles de glucosa en la sangre.

  8. Ayuda a mejorar la memoria y la concentración.